Prologo: Demasiado Largo Para Simplemente Correr

  1. Presente: 0km

Al final, no llovió. Había pensado que había rezado lo suficiente para ello.

Mi oración no había servido el año pasado tampoco. Esto solo podía significar que orar para que lloviera era completamente inútil. Ahora que entiendo esto, supongo que seré capaz de entenderlo cuando vuelva a suceder esto el próximo año. Si no necesito hacer algo, no hago algo. Si, absolutamente tengo que hacer algo, lo hago lo más pronto. Hoy, Yo, Houtarou Oreki, aprendí que orar para que lloviera era algo que no necesito hacer.

De los mil (o más o menos mil) estudiantes de la Secundaria Kamiyama que inicialmente estaban por todo el campo estudiantil, la tercer parte ya se había ido. Habían emprendido un viaje a los confines del lejano horizonte. Sabía que lo que estaban haciendo no era más que trabajo inútil, pero no sentía simpatía. Después de todo, pronto los estaría siguiendo en su sufrimiento.

Con un atronador sonido, el megáfono fue encendido nuevamente, y de él vino una orden.

—Eso concluye con los de Tercer Año. Clase 2-A, un paso al frente.”

Mis compañeros tomaron posiciones como si algo los hubiera arrastrado. Algunos de ellos tenían caras con una pasión entusiasta, sin embargo, la mayoría tenían un semblante de resignación en sus rostros, que la tranquilidad que irradiaban parecía casi santa. Yo, probablemente tenía exactamente la misma expresión en mi rostro.

Había una línea dibujada con tiza en el suelo. Junto a ella se encontraba un miembro del Comité General, pistola en mano. El no irradiaba atmosfera alguna de la severidad que normalmente se encuentran en un frio encargado de dar crueles juicios como él. Teniendo en cuenta su marcada cara de escuela media, él debía ser un estudiante de primer año. Miró atentamente su cronómetro, que parecía como si no tolerara el desorden ni por un segundo. Al final del día, sólo estaba siguiendo órdenes. Lo más probable es que ni siquiera pensara en el especial significado de sus acciones hacia nosotros. Incluso si lo tuviera en cuenta, a lo sumo diría algo parecido a las siguientes líneas:

—No tomé esta decisión. Mis superiores me dijeron que lo hiciera, y tengo que hacer lo que se me asigna. No es que quiera hacer esto, así que no tengo ninguna responsabilidad por ello.”

Fue precisamente este proceso de pensamiento el que le permitió ser capaz de una crueldad tan incalculable sin siquiera un cambio en su expresión. Lentamente, levantó la pistola en la mano.

Tal vez incluso ahora, en este mismo momento, veremos una lluvia torrencial tan violenta y tan repentina que cambiará para siempre el campo de la meteorología tal como la conocemos. Y, sin embargo, el cielo de julio se mantuvo tan refrescantemente claro que me cabreó. Ni siquiera los zorros se darían un baño de sol en un día como este.

—Listos.”

Ah, eso es cierto. ¿no me había dado cuenta de ello hace un momento? El cielo no responde a nuestras oraciones. Tenía otras opciones de encontrar la solución en una forma en la que solo yo podía.

Incluso hasta el final, el miembro del comité no levantó la vista de su cronómetro. Con un dedo delgado, apretó el gatillo.

Un ruido explosivo resonó, y el humo blanco salió desde el cañón.

Esta era la Copa Hoshigaya de la Secundaria Kamiyama. Por último, se le ordenó a la Clase 2-A que comenzara a correr.

 

La Secundaria Kamiyama era bien conocida por la cantidad de entusiasmo con la que trataban las actividades de los clubes en el campus, hasta el punto en que incluso contar cuantos clubes había era un dolor por si mismo. Si recuerdo correctamente, habían más de 50 clubes este año. El festival cultural de otoño tenía lugar durante 3 días, y la pasión que lo rodeaba era normalmente tan intensa que alguien con cabeza fría podría afirmar que todos estaban exagerando un poco.

Por otra parte, esto también significaba que había un exceso de eventos deportivos. Aunque no había atletas de nuestro colegio que lucieran que habían participado en los juegos interanuales del año pasado, escuche que el club de Artes Marciales tenía una interesante historia en ellos. Mientras las cosas empezaron a calmarse luego de que el Cultural Festival terminara, el festival Deportivo empezó de inmediato, y en adición a eso, una gran cantidad de Importantes torneos deportivos también empezaron justo después del inicio del nuevo año escolar. Dicho eso, no encontré todo eso agotador. No era como si estuviera lleno de deseos en participar, pero al menos estaba de acuerdo con jugar como un receptor en Voleibol o correr en un relevo de 200 metros. Si absolutamente tuviera que, podrían encontrarme trabajando fuertemente y mostrarles a todos, una sonrisa

Sin embargo, no podía siquiera invocar esa sonrisa, cuando me dijeron que tenía que correr más.

… Específicamente, cuando me dijeron que corriera 20.000 metros.

La Carrera de larga distancia de la Secundaria Kamiyama era realizada cada año al final de mayo. Aparentemente, su nombre actual es “Copa Hoshigaya”. Incluso, A pesar de que el evento fue nombrado aparentemente por un ex alumno que se convirtió en un habilidoso corredor japonés de largas distancias, nadie lo llama así. En contraste a como el Festival Cultural fue enigmáticamente nombrado como el “Festival Kanya” incluso sin tener nombre propio, la “Copa Hoshigaya” era usualmente conocido simplemente como el “Maratón”. En mi caso, sin embargo, porque mi amigo Satoshi Fukube solo la llama “Copa Hoshigaya”, el nombre termino por pegárseme.

Ahora, era posible que yo estuviera feliz considerando que el Maratón era más corto que un maratón actual, pero al final, realmente deseaba que hubiera lluvia hoy. Acorde con Satoshi, el aviso sobre el uso de la vía pública indicaba que, en caso de lluvia, el maratón debía ser detenido inmediatamente y sin reanudar el resto del día.

Sin embargo, también añadió: “Pero es extraño, ¿no? Por lo que puedo decir de los registros, la Copa Hoshigaya no se ha detenido una sola vez hasta la fecha. ”

Debe haber un Dios allí afuera que cuida a los atletas en la Copa Hoshigaya.

Ese dios esta innegablemente podrido en el núcleo.

Estaba vestido con una camiseta blanca de mangas cortas y una pantaloneta que tenía un color entre el rojo y el violeta[1], algo parecido al carmesí. Las niñas llevaban medias cortas del mismo color. El emblema de la escuela estaba bordado en la zona del pecho de la camisa, y debajo de ella se cocía un babero de papel que mostraba la clase y el nombre del estudiante. La cuerda que sostenía mi babero que marcaba “Clase 2-A / Oreki” ya se estaba volviendo andrajosa. Cocerla había sido un dolor, y de todas formas había hecho un trabajo a medias. No era bueno.

Ahora era finales de mayo, así que no llovió tanto como podría pasar en la siguiente temporada de lluvia[2]. Considerando que ellos no podían organizar la Carrera el día siguiente debido a que era fin de semana si ellos tuvieran que cancelar el viernes, parecía que le dieron la mínima consideración a todo el asunto[3]. Debido a que el evento empezó a las 9 am, aún estaba el clima desagradablemente frio. Y viendo como el Sol salía, estaba seguro de que empezaría a sudar.

En los terrenos de la escuela, había otra entrada aparte de la entrada principal, y toda la clase 2-A salió a través de ella cuando empezaron a correr. Adiós, Secundaria Kamiyama. Tal vez nos volvamos a encontrar en 20 kilómetros.

El curso de la Copa Hoshigaya no estaba muy definido, ya que las únicas instrucciones específicas eran realmente “Haz una vuelta por la parte de atrás de la escuela”. La cosa era, el camino detrás de la escuela continuaba hasta la distante, cordillera nevada de Kamikakiuchi, así que, en realidad, la “carrera de larga distancia” era algo más parecido a una “Carrera por la Montaña”.

Yo sabía la ruta exacta

Corres cerca del rio que fluye frente a la escuela y subes por el camino montañoso que tomas a la derecha en la primera intersección. La pendiente empieza suavemente, pero luego aumenta rápidamente. Y mientras te aproximas a la cima, se convierte en un ascenso despiadado que te rompe el cuerpo.

Una vez que llegas a ella, el camino inmediatamente desciende. Justo como la pendiente de subida, el descenso es mucho más largo y mucho más violento de lo que uno espera, y tus sobrecargadas rodillas seguramente lloraran de dolor.

El final del descenso se abre un poco ante una gran extensión de campo. Puede ser capaz de ver las casas ocasionales en algunos lugares. Mientras hay pocas inclinaciones en el camino a este punto, este continua en una larguísima recta que parece una eternidad, tendiendo a causar la mayor parte del daño mental.

Una vez que terminas la zona plana, debes superar otra colina, pero a diferencia de la anterior, esta no tiene pendientes tan violentas. La cosa es, sin embargo, el camino se vuelve muy ventoso, y las constantes horquillas[4] una tras de otra, tienden a arruinar el ritmo de uno.

Tras ese tramo, está un área en la sección nororiental de la Ciudad de Kamiyama llamada Jinde, el lugar era donde se encontraba la casa de Chitanda. En este punto sigues el leve cause del rio colina abajo.

Continua con este camino por este valle, y eventualmente regresaras al área del pueblo. Aunque, al decir esto, no es exactamente como si pudiéramos correr por el centro de la calle como lo hacen los carros, así que, como resultado, debes usar el camino de regreso. Una vez pasas en frente del Santuario Arekusa y ves de paso el estereotípico blanco Hospital Rengou, eventualmente versa la Secundaria Kamiyama.

¿Como conozco tan bien esto? Bueno, veras, yo corrí esto el año pasado también. Conozco cada centímetro de la ruta desde el principio hasta el final. Pero ese conocimiento no hará la distancia más corta, ni por un milímetro. Mientras yo comprendí donde teníamos que ir, sentí que era innecesario omitir el proceso para llegar allí. Incluso si eso fuera imposible, era como si fuera la mejor estrategia al mismo tiempo. En otras palabras, cuando necesitas cubrir una distancia de 20 kilómetros, al menos deben permitirte usar una bicicleta o ir en autobús. Desafortunadamente, este proceso mental extremadamente racional mío parecía que no había sido tenido muy en cuenta.

 

Primero fue el río en frente de la escuela, y ya los problemas comenzaron a surgir. La mayor parte del curso tomo ruta por las áreas donde había poco tráfico, sin embargo, esta sección estaba conectada con una variante, así que había un considerable número de carros pasando. Adicionalmente, no había algo que separar el paso vehicular del paso peatonal—solo una simple línea blanca. La única razón para que nosotros empezáramos a correr tan temprano era para que no causáramos congestión en las carreteras

Los estudiantes de la Clase 2-A corrieron en fila india en el interior del área marcada por la línea blanca. Este era el único punto de los 20 km enteros en donde tanto los estudiantes rápidos como los lentos tenían que correr al mismo ritmo. Si ellos no lo hicieran, seguramente terminarían tomando la carretera. El año pasado a nosotros nos permitieron expandirnos de la simple línea, sin embargo, este año estaba estrictamente prohibido. Era una medida que la Escuela había tomado para prevenir cualquier accidente, ya que un chido de tercer año había sido golpeado por un carro ayer. Gracias a eso, nos fue permitido el inmenso placer de estar empacados en una fila india que dificultaba correr.

Así que supongo que no podría caminar este kilómetro. La línea corría a un paso ligero y fácil. El camino que tenía delante era largo. Si me imaginaba que trotar era el siguiente nivel de una caminata, supongo que podría tolerarlo.

Terminamos la sección del kilómetro antes de demasiado tiempo, y el curso giró anchamente hacia la derecha. Nos alejamos de la carretera principal que conducía a la ciudad y nos acercamos a la parte trasera de la escuela. Así comenzó la pendiente ascendente.

La fila india se desvaneció. Como si ellos fueran impulsados por la frustración de que no se les permitiera correr a su propio ritmo, aquellos que tenían mejores condiciones físicas inmediatamente se separaron del grupo. Varios grupos de chicas, probablemente motivadas más que todo por el hecho de correr una al lado de la otra, empezaron a moverse hacia la subida.

Y en cuanto a mí, reduje la velocidad.

… Y reduje la velocidad aún más.

Esencialmente, estaba caminando en este punto, pero continúe hacienda que pareciera que estaba corriendo sin importancia.

Lo siento por todos los atletas de Hoshigaya allí afuera, pero no puedo afrontar el ser una persona despreocupada[5] como ustedes. En el lapso de estos 20 kilómetros, había algo que tenía que averiguar, y sólo tenía 19 kilómetros para hacerlo. Aproximadamente 100 metros en la pendiente ascendente, oí una voz llamar desde detrás de mí.

—Ah, ahí está él.”

No me di la vuelta. El dueño de la voz apareció frente a mí de todos modos.

Él, Satoshi Fukube, entonces bajó de la bicicleta que había estado montando.

A lo lejos, pensé que parecía una especie de caballero andrógino, pero de cerca su rostro parecía tan diferente de lo que habrías esperado si hubieras mirado a su antiguo anuario de la escuela media que me sorprendió. Por supuesto, el problema no era que su rostro había cambiado tanto, sino más bien que, a lo largo del año anterior, había llegado a encerrar todas sus emociones detrás de esa fachada. No me di cuenta, sin embargo, porque yo no había estado cara a cara con él durante casi tres días.

Este año, Satoshi se convirtió en vicepresidente del Comité General. Ya que era el Comité General quienes dirigían la Copa Hoshigaya, sus miembros no necesitaban correr. Después de todo, ellos se habían trasladados a sus puestos, y se esperaba que estuvieran distribuidos en toda la ruta. Él tenía un casco Amarillo y montaba su usual bicicleta de montaña. Lo miré con el rabo del ojo y dije —¿Estás seguro de que está bien que holgazanees de esta forma?”

—Está bien, está bien. Ya me aseguré de que la carrera comenzara sin problemas, y no voy a volver hasta que el último corredor pase la línea de meta.”

—Debe ser duro.”

Comprendía que el Comité General no tenía que correr gracias a sus esfuerzos en supervisor cada aspecto de la Copa Hoshigaya, pero ahora este chico iba a estar rondando todos los 20 km del recorrido para reportar si algún problema o situación imprevista ocurría. Satoshi dejo caer sus hombros.

—Bueno, no es como si odiara el ciclismo, así que no es tan malo, pero no tendría que hacer esto si solo pudiera usar mi celular.”

—¿Qué tal si les dices eso?”

—A ninguno de los estudiantes en el campus se les permite técnicamente llevar teléfonos celulares, pero en realidad, si alguien fuera herido, usarían un teléfono celular para pedir ayuda, ¿no? Necesitan seriamente reevaluar sus reglas, lo juro.”

Con esto, se lamentó sobre la inflexible estructura organizativa del Comité, pero entonces una expresión seria vino de repente sobre él.

—En cualquier caso, ¿crees que tienes una idea?”

Mientras caminaba perezosamente, respondí con cuidado.

—Aún no”

—Mayaka esta…”

Empezó a hablar, pero vaciló. Tenía una idea de lo que él quería decir, así que empecé a hablar en su lugar.

—Está claro que ella sospecha de mí.”

—No, no creo que ese sea el caso. De hecho, parece que ella piensa que no pudiste haber sido tú. Esto es algo que alguien me dijo, pero aparentemente ella dijo: “No creo que Houtarou haya hecho algo. Después de todo, él literalmente hizo nada.”

Una sonrisa amarga se deslizó por mi cara. No sólo sonaba como algo que Ibara diría, sino que también había sido así en la realidad. No hice absolutamente nada ayer.

Sin embargo, si eso es lo que ella realmente pensaba, las cosas se convertirían bastante problemáticas.

—Si no soy yo … ”

—Exactamente—, respondió Satoshi con un profundo suspiro.

Si no era yo, sólo habría otra persona que podría haberlo hecho. Recordé lo que había pasado ayer.

 




 

  1. Pasado: Hace 1 Dia

Yo estaba leyendo un libro de bolsillo en la sala del club después de la escuela. Era una novela de época que narraba los primeros días de un hombre que se convirtió en un maestro espía más tarde en su vida, y era tan ridículamente interesante que extrañamente me había absorto en ella.

En la Escuela Secundaria Kamiyama, un lugar rebosante de varios clubes, varios de los cuales se disuelven para luego ser reemplazados por los más nuevos cada año, era bastante común que las salas de reunión se cambiasen al comienzo de un nuevo término académico. Dicho esto, el Club de Literatura Clásica permaneció en la misma sala de conferencias de Ciencias de la Tierra. No es que yo estuviera particularmente apegado a él, pero porque había estado en esta sala con tanta regularidad durante el año anterior, terminé sentándome en mi “asiento habitual”. Era la silla posicionada, como siempre, en la tercera fila desde atrás, y el tercer asiento desde la ventana que mostraba los terrenos del a escuela.

Mientras alcance el final de uno de los capítulos y alce mi cabeza para exhalar de la emoción, la Puerta corrediza repentinamente se abrió. Ibara camino adentro, con sus cejas fruncidas y su rostro traicionando una expresión de preocupación.

Mayaka Ibara era una estudiante de Segundo Año, y ella había cambiado levemente. Había renunciado a la Sociedad de Investigación de Manga, una vez formó parte del Club de Literatura Clásica. Ella misma dijo que era porque “simplemente me canse de eso”. A juzgar por la cara conflictiva de Satoshi, parecía que había otras circunstancias involucradas también, pero yo no pregunté.

No es como si yo pensara que su apariencia había cambiado o algo. Si ponías a Ibara en un grupo de nuevos estudiantes y le dijera a un centenar de personas que escogieran al estudiante de segundo año, dudo que una sola persona la hubiera elegido. Recientemente había empezado a usar clips en su cabello, sin embargo, si Satoshi y los demás no lo hubieran mencionado, nunca me habría dado cuenta.

Solo estábamos yo y otra persona en la sala del club. Hasta hace poco, habíamos 3 aquí…

Ibara hablo.

—Hey, ¿acaso algo paso?”

—No …”

Quien murmuró fue Chitanda.

Eru Chitanda era la recurrente presidenta del Club de Literatura Clásica. Ella no se había cortado el pelo en un tiempo, así que estaba algo largo.

Ibara Miró hacia el pasillo y luego habló con una voz algo oculta.

—Me acabo de encontrar con Hina-chan. Ella dijo que no se uniría al Club.”

—¿Que?”

—Sus ojos estaban algo rojos. ¿Estaba ella llorando?”

Chitanda no sabía qué decir. Sin responder a la pregunta, murmuró para sí misma.

—Ya veo.”

No sabía lo que había sucedido.

Un año paso, y como nosotros nos volvimos estudiantes de Segundo año, naturalmente llegarían nuevos estudiantes de Primero. Nosotros abrimos el ingreso a nuevos estudiantes al Club de Literatura Clásica, y aunque hubo muchas complicaciones durante el camino, finalmente conseguimos reclutar un miembro.

Tomoko Ōhinata había entregado un formulario de ingreso provisional al club, y todo lo que faltaba era que ella entregara el actual formulario de ingreso. No solo se había vuelto extremadamente cercana a Ibara, también parecía que constantemente se divertida discutiendo con Chitanda. Ella podía ser molesta a veces, pero no era como si yo fuera frio con ella simplemente por eso. Todo el mundo pensó que ella se uniría al club sin ningún problema; pero, me pregunto si realmente todos nosotros nos olvidamos de pedirte un formulario actual de ingreso después del provisional en primer lugar.[6]

Y ahora, nos decían que ella no se uniría. ¿Había todo colapsado en el corto periodo de tiempo en el que estaba leyendo mi libro?

Chitanda le dio la cara a Ibara y hablo una vez más con labios temblorosos.

—Ya veo,— lo repitió lo mejor que pudo.

Aunque Ibara no sabía lo que había sucedido, ella escucho con cuidado y luego pregunto:

—¿Estas bien Chi-chan?”

—Lo sabía. Por mi culpa …”

—¿Qué quieres decir con “por mí culpa”? Si estás hablando de Hina-chan, estás equivocada. Ella incluso dijo que no era tu culpa.”

—No, lo siento. Me tengo que ir.”

Chitanda terminó forzosamente la conversación y dejó la sala de Ciencias de la Tierra con su bolsa como si estuviera escapando.

Todo lo que podía hacer era mirar fijamente.

Ibara observó a Chitanda mientras ella se iba y luego se dio la vuelta para mirarme. Con una voz inexpresiva y monótona, ella habló.

—¿Entonces qué pasó?”

Todo lo que pude hacer fue sacudir la cabeza, con la boca abierta.

 




 

  1. Presente: 1.2km

Si bien había un montón de clubes, también había muchos nuevos estudiantes. La carrera para reclutar a estos nuevos estudiantes alcanzaba su máxima ferocidad cada abril. El año pasado, en realidad no tenía ninguna razón para unirme a los otros clubes, así que ignoré todo, pero esta vez acabé en el centro del torbellino. Haciéndolo, experimenté algo por primera vez; Fue mi primer verdadero baño de sangre.

Los nuevos estudiantes que nunca había visto, eran arrebatados a diestra y siniestra en la puja de reclutamiento, así que los problemas empezaron a surgir en cierto punto. Mientras era probablemente verdad que los nuevos no podían rechazar las incesantes solicitudes de un club al que ellos no tenían interés, en su mayoría tenían que culparse ellos mismos, aparentemente, ciertos clubes habían usado una cantidad de miembros para presionar a los estudiantes de primer año para que se unieran a ellos. Usando estas tácticas prepotentes, no siempre funcionaban, sin embargo. La razón detrás del proceso en dos pasos requerido (el Formulario Provisional y el Formulario Formal) para que los nuevos entraran a un club, era para que los estudiantes estuvieran seguros de unirse por propia voluntad. Si un estudiante no presentaba el Formulario Formal al club después del Formulario Provisional, este automáticamente seria sacado del club.

La fecha límite para presentarlo era esta semana, esencialmente, la fecha limite era hoy.

Antes que nada, hay algo que quiero confirmar.

—Solo porque no entregues el Formulario Formal de entrada, no significa que no puedas entrar después ¿cierto?”

—Por supuesto. Puedes unirte o dejar cualquier Club de la Secundaria Kamiyama en cualquier momento que desees. Está completamente a tu disposición”

Luego de que él dijo eso, sin embargo, Satoshi continua con un leve gesto:

—Sin embargo, la cosa es la siguiente, el presupuesto para un club se basa en la cantidad de miembros que tengas al final del periodo provisional para entrar en un club, así que cualquier cambio luego de ese punto está muy mal visto. En todo caso, lo más importante…”

—Lo sé.”

El problema no era la burocracia.

En todo este tiempo, en el Segundo en que supimos que habría algún problema ayer, nosotros debimos haber tratado de resolverlo. Pero no se podía hacer nada ya que en primer lugar tanto Chitanda como Ōhinata se habían ido. Solo un día había pasado, y ya se sentía como si fuera demasiado tarde. Si esto seguía sin resolverse, antes de que nos separamos por el fin de semana, la resignación de Ōhinata definitivamente se haría real, y cambiar su decisión sería probablemente imposible.

No habría clases después de que acabara la Copa Hishigaya. Tenías que ir a casa por un pequeño periodo de tiempo, pero luego de eso, todos se podían re encontrar en sus clubes

En otras palabras, aunque hoy era el único día en que podías dejar a Ōhinata de lado, nosotros difícilmente tendríamos el tiempo o la oportunidad de hablar con ella después.

—Dicho esto, no sé lo que pasó en concreto,— dijo Satoshi con voz baja. —Parece que ayer después de la escuela, algo la hizo extremadamente enojada o deprimida, pero no tenemos idea de lo que causó eso, ¿verdad?”

—Sí, estaba leyendo todo el tiempo.”

—Si ese es el caso, Chitanda tuvo que haber sido la causa. Pero ahora, eso contradice lo que le dijo a Mayaka.”

La pendiente ascendente aún no se había vuelto físicamente extenuante. Las casas se encontraban a los lados de la carretera y la colina continuaba suavemente hacia delante. Alguien me toco ágilmente mientras seguía mi lento paso. Probablemente era un estudiante de 2-B, la clase que empezó después de nosotros, que tenía fe en sus piernas que lo llevaría hasta el final en ese ritmo.

Susurré mi pregunta.

—¿Qué dijo Ibara?”

Satoshi parecía estar decepcionado de mí tras un vistazo rápido.

—Vamos, ¿no escuchaste?”

—Ella no me dijo nada.”

—Me pregunto si ella no tenía tiempo. Yo tampoco estaba allí, así que los detalles son un poco borrosos.”

Los ojos de Satoshi se movieron alrededor, y luego añadió con torpeza, —Si no recuerdo mal, Ohinata dijo que Chitanda era ‘como un Buda,’ o algo por el estilo. Sólo recuerdo que era algo que no insinuaba nada malo.”[1]

No había oído nada de esto. Yo no sabía nada más salvo el hecho de que Ōhinata dijo que no iba a unirse al club.

—¿Paso realmente esto ayer?”

—La expresión tal vez sea diferente, pero ciertamente ocurrió ayer sin duda alguna”

¿Entonces Ōhinata había dicho “No me voy a unir” y “Chitanda es como Buda”? Si ese fuera el caso, entonces honestamente me haría suponer que ella esencialmente estaba diciendo: “No voy a unirme, pero no es culpa de Chitanda.”

Entonces eso significaba que la razón por la que Ōhinata decidió no entrar fui yo. Aun así, estoy Seguro que no hice nada ayer. Por supuesto, estaría mintiendo si dijera que no recordaba algo o no hubiera escuchado algo. Había hablado un poco antes de entrar en la sala del Club, y había ocasionalmente escuchado cosas vagas mientras estuve leyendo, pero eso era todo.

—Supongo que esto no va a ser simple después de todo.”

Sin embargo, Satoshi murmuró después en voz baja: —Me pregunto si ese es el caso.”

—Creo que es sencillo—, continuó. —Un nuevo recluta se unió. Ella cambió de opinión. Decidió irse. Esto fue todo lo que pasó.”

Incluso mientras seguía corriendo más o menos, Satoshi logró seguirme junto a mí mientras empujaba su bicicleta de montaña. Como era de esperar de un aficionado al ciclismo, su caminar era de primera categoría.

Satoshi soltó un suspiro y finalmente comenzó a hablar.

—Hey, Hōtarō. Esto podría ser un poco cruel, pero si Ōhinata no quiere, creo que deberíamos simplemente renunciar a ella. Quiero decir, ella es ciertamente una persona interesante, y Mayaka realmente parece que le gusta, pero si ella misma decidió esto, no creo que tengamos derecho a cuestionarlo.”

Me miró y añadió.

—Aunque pensé que serías tú quien dijera eso en vez de mí.”

Ese no era una suposición irrazonable. En realidad, cuando Mayaka entró ayer sintiéndose angustiada, realmente pensé que lo que había sucedido no era demasiado importante.

Estoy seguro de que Ōhinata tenía sus propias circunstancias. En la Escuela Secundaria Kamiyama, se te permitía estar en hasta dos clubes al mismo tiempo, así que, si había tres clubes a los que querías unirte, sería completamente comprensible si dejabas el Club de Literatura Clásica. En cualquier caso, sus intenciones no eran claras. Posiblemente encontró un deporte que quería hacer, o tal vez decidió comenzar a participar en las actividades del Comité General. Tal vez sólo decidió que necesitaba concentrarse en sus estudios. Había muchas razones por las que ella podría haber decidido dejarnos, y el Club de Literatura Clásica no tenía una sola razón para cuestionarla. Era desafortunado, pero eso tal no pasara. Ciertamente esos pensamientos cruzaron mi mente en algún momento.

Yo había cambiado de opinión sobre el tema por un par de razones, sin embargo, no tenía ganas de explicarlas a Satoshi una por una mientras corría. Después de esto, él podía montar su bici el resto del camino, pero yo solo tengo mis piernas. Sólo me cansaría más si trataba de hablar mientras corría, así que quería limitar mis palabras tanto como sea posible.

Probablemente dándose cuenta de que yo no iba a contestar, Satoshi casualmente continuó hablando.

—Pero ya sabes cómo va. Si has decidido tratar de disuadirla, no tengo ninguna razón para detenerte. Así que, ¿planeas encontrarla y luego suplicarle que no se vaya?”

Fui cogido completamente con la guardia baja

—¿Rogarle[7]?”

—Se, algo como bajar tu cabeza y decirle “Se que has experimentado mucho disgusto por parte nuestra, pero te implore, aguántalo solo esta vez””

Satoshi dijo esto mientras gesticulaba con sus manos, y luego continuó con una cara de desconcierto.

—¿No ibas a hacer eso?”

Ni siquiera había pensado en eso. Supongo que era una opción, pero al final…

—Ōhinata dijo que tenía una razón de por qué ella no entraba, ¿verdad? Me pregunto si realmente podemos cerrar este tema sin saber cuál es la razón primero.”

Él respondió con un quejido.

—De verdad vas a tratar de resolver esto, eh. Supongo que rogarle no es algo que realmente harías en el primer lugar, aunque pedir disculpas rápidamente y suplicarle por todos los medios necesarios es sin duda la manera más rápida de solucionar esto. Incluso puede ir mejor de lo esperado”

Me pregunto si eso realmente fuera a ser así. Realmente no pude creer que eso sucediera. Al final, no creo que postrándome frente a ella resolviera las cosas completamente.

En primer lugar, no era que yo estuviera haciendo esto porque quería disuadirla de irse. No estoy seguro si poner todo a un lado para así rogarle a ella que firmara el Formulario Formal y luego actuar como si no la conociera como si nada hubiera pasado. Todo lo que quería hacer era poner el lio hasta después. Ahora, me gustaría evitar trabajo, y me encanta omitirlo aún más, pero lo que no me gusta es poner algo para más tarde. Si ves algo que parece una molestia, pero la ignoras, tener que lidiar con ella después se convierte en molestia peor.

—Supongo que probablemente no voy a rogarle.”

—¿Qué tal persuadirla de ser sincera?”

—Eso también es un problema. Además, ¿crees que yo soy una persona que puede persuadir con su habla en primer lugar?”

—No. En vez de convencer a alguien gentilmente, eres alguien del tipo que puede hacer una conversación con un increíble juicio”

Dijo esto y luego se quedó en silencio.

Me miró fijamente a la cara.

—Anteriormente dijiste que resolver este problema no iba a ser simple. ¿Realmente estás tratando de averiguar la razón exacta por la que Ōhinata quiere irse?”

Llamarlo ‘averiguar’ era una exageración.

—Sólo estoy tratando de recordar todo lo que ocurrió hasta ahora. Mientras yo haga eso, puedo ahorrarme el esfuerzo.”

Satoshi empezó a pensar un poco.

—Recordar ¿eh? Ya veo. En otras palabras, no crees que lo que hizo a Ōhinata enojada o triste fue necesariamente algo que ocurrió tan solo ayer después de la escuela. La causa, o más bien el problema fundamental original, fue algo que sucedió en un momento diferente.”

Era muy agudo.

Sabía a ciencia cierta que no había hecho algo ayer. Y por el lado de Chitanda, incluso si no tomas en consideración lo que dijo Ibara: “Chitanda es como Buda”, la idea de que Ōhinata estuviera tan herida y enojada después de hablar con Chitanda me hace sentir que Ibara tal vez hizo parte en algo.

Me sentía mal diciéndolo, pero considerado que era Ibara, podía entender que ese fuera el caso. Ella parecía el tipo de persona que te patearía si simplemente decías algo que la molestara, no importaba lo insignificante que fuera. Cuando se trataba de Chitanda, por el contrario, habría simplemente inclinado la cabeza en confusión.

Si tuviera que pensar en ello de esa manera, la causa podría estar relacionada en alguna parte con algo que había ocurrido antes de ayer. Posiblemente en algún momento, a partir de cuándo Ōhinata se unió al club como miembro provisional, pensamientos insoportables se habían ido acumulando lentamente en su cabeza. Tal vez ayer, ella había alcanzado su límite.

—Dije que no estaba pensando en detenerte, pero … esto es bastante complicado, ¿no?”

—En serio[8].”

—No importa cuánto intentes recordar, Hōtarō, no hay garantía de que tendrás toda la información necesaria para romper esta.”

—Supongo que es verdad.”

No es como si los miembros del Club de Literatura Clásica estuvieran juntos siempre; incluso yo no iba al Salón del Club todos los días. Hay un montón de cosas que yo no oigo ni veo. Teniendo en cuenta que todo esto pudo haber empezado mientras yo no sabía que estaba sucediendo, pensar en ello sería inútil.

Dicho eso, y sin poderle decir algo de esto a Satoshi todavía, se me ocurrieron varias ideas. Desde que Ōhinata se unió como miembro provisional, hubo cosas que me parecieron extrañas. Tal vez si concentraba mi atención en esas partes, algo podría volverse claro. Tal vez estaba completamente equivocado, pero al menos era un punto de partida. Además, tenía 20 kilómetros. Este recorrido era demasiado para simplemente correr.

Yo hablé.

—Si hay algo que necesito saber, intentaré preguntarte.”

Satoshi frunció las cejas en sospecha.

—¿Preguntarme? Sólo para hacerte saber, no voy a estar montando bicicleta a tu lado todo el tiempo[9].”

—Lo sé, pero estamos obligados a encontrarnos de nuevo en algún momento, ¿verdad? Hasta entonces.”

Le sonreí y continué.

—Después de todo, Ibara y Chitanda vendrán por detrás.”

Por un segundo, Satoshi me miró atónito.

—¡Eres terrible! Así que eso es lo que estabas planeando. ¿Como pudiste? Piensa en toda la sangre y sudor que el Comité General vertió en la creación de la Copa Hoshigaya.”

—¿No es el Maratón?”

Sin duda, necesitaba hablar con Ibara y Chitanda.

Por otro lado, también tenía que hablar con Ōhinata a fin y al cabo.

Sólo había una manera de lograr estos dos objetivos.

Con el fin de evitar la congestión en las calles, cada una de las clases de los tiempos de inicio fueron escalonados. Yo estaba en la clase 2-A. Si recordaba correctamente, Ibara estaba en la 2-C y Chitanda era la última, en la Clase 2-H. Si corría lento, eventualmente Ibara podía alcanzarme, y si corría aún más lento que eso, Chitanda también lo haría.

—¿En qué clase se encontraba Ōhinata?”

—Clase 1-B. No es de extrañar que fueras a un ritmo tan lento. No, estoy aliviado. Realmente estoy muy aliviado. Así es, no hay forma de que intentes seriamente correr hasta el final.”

Satoshi se rió al decir esto. Qué grosero. Yo corrí correctamente la carrera del año pasado, incluso si me detuve a mitad de camino y terminó caminando por 10 km o más.

—Ahora que conozco tu malvado plan, supongo que ya es hora de que me mueva. Incluso holgazanear tiene sus límites.”

Se subió a su bicicleta de montaña. Pensé que iba a empujar el pedal y seguir adelante, pero de repente vaciló un segundo. Se volvió hacia mí.

—Sólo voy a decirte esto porque somos amigos. Asegúrate de no tomar todo esto a pecho, Hōtarō. Tú eres el tipo de persona que normalmente no se preocupa por las circunstancias de otra persona, así que no olvides que no eres responsable de nada, no importa lo que termine pasando con Ōhinata.[10]

Era un medio de expresarlo, pero entendí lo que estaba tratando de decir. Quería decirme que no importaba lo que pensara o averiguara, al final, era la decisión de Ōhinata. Puede conducir un caballo al agua, pero no puede hacerlo beber[11]. Supongo que sería una buena idea tener esto en mente.

—Ahora me voy. Nos vemos de nuevo en algún lugar de la ruta.”

—Yeah.”

Satoshi finalmente empezó a pedalear. A pesar de que la pendiente estaba cada vez más empinada y escarpada, su bicicleta de montaña aceleró sin tambalear[12]. Ni siquiera se puso de pie para pedalear. Con su trasero plantado firmemente sobre la silla y su cuerpo arqueado hacia delante, pedaleaba cada vez más lejos.

Con mis pequeños pasos y lento trote, lo vi alejarse.

 


 

Aunque dije que iba a hablar con Ibara y Chitanda, no era tan simple como sonaba.

Incluso cuando cada una de ellas me alcanzara, no sería capaz de hablar con ellas por mucho tiempo. Especialmente con Ibara, ya que ella definitivamente no reduciría su velocidad por mí. En el tiempo en que tenía para estar con ella antes de que me pasara, probablemente podría hacerle solo 2 preguntas.

No tenía el tiempo de preguntar todo lo que quisiera. Si no decidía que le ira a preguntar antes de que ella me alcanzara, seguramente arruinaría mi oportunidad.

En orden de hacer las preguntas correctas, necesitaba entender correctamente la situación. Especialmente, lo que justamente necesitaba entender era, exactamente que tipo de persona era la estudiante de primer año de la Secundaria Kamiyama Tomoko Ōhinata

… Así que traté de recordar. Después de que Chitanda saliera ayer, Ibara preguntó a la única persona que quedaba, a mí, una pregunta.

“¿Entonces qué pasó?”

Cuando no respondí, dijo algo más.

“¿No lo sabes? Debería haber visto venir eso. Después de todo, no eres quien para prestar atención a otras personas.”

Un simple comentario indiferente.

Casi parecía que estaba un poco sorprendida, sin embargo…

No es que no lo supiera porque estaba leyendo mi libro después de clase ayer. Más bien, simplemente no estaba muy interesado en algo de lo que Ōhinata tuviera que decir. Probablemente, debido a cosas como esta es que a Satoshi siempre le gustaba llamarme un “odiador de la gente”. No era como si fuera completamente el caso, pero tampoco estaba muy lejos. Tal vez desde la perspectiva de un extraño parecía que me estaba distanciando cada vez más de Ōhinata.

Durante la mayor parte, realmente no me preocupaba por su vida personal, que era lo que la hacía feliz, o que la había herido en el pasado. Esencialmente estaba ignorándola. Me pregunto si, incluso ahora, yo podría manejar un giro en U de mi apatía. ¿Podría durante estos 20km de distancia? El recorrido era demasiado largo cuando un simplemente corría. Sin embargo, me pregunto si incluso tenía suficiente tiempo para tartar de entender a alguien.

Tuve que intentar y pensar en ello, no importa lo que tome.

La pendiente se hizo cada vez más empinada, y en algún momento, el paisaje a los lados de la carretera había cambiado a la de un bosque de cedro.

Otra persona continuaba el camino adelantándome mientras yo seguía trotando.

La conocí en abril[13]. Fue durante la semana de reclutamiento de nuevos estudiantes.

 

 

 






[1] Caballeros, Señoritas… estudio Diseño, por tal motivo me veo en la Autoridad de decir que el Morado no es un color :v … es el nombre común con que se dice Hematoma. Por tal, Purpple se traduce como Violeta, que es el nombre correcto para referirse a este color. :v Si llego a poner Morado en el texto y si mis profesores ven eso (sé muy bien que un par de ellos que leen mis traducciones) me hacen perder el semestre o me hacen un muy buen Bullyng

[2] Tsuyu, la temporada de lluvias, usualmente empieza en Junio y termina en mitades de Julio.

[3] Se refiere a que prácticamente descartaron completamente que pudiera llover ese día.

[4] Horquilla, curvas cerradas.

[5] Happy-Go-Lucky: esta es una expresión anglosajona… realmente difícil de traducir ya que depende del contexto. Y sinceramente se me escapan las palabras para dar con el verdadero significado de esta expresión en el contexto que vive Oreki… supongo que Suertuda es la verdadera palabra… pero me apego a la traducción que me ha dado una amiga.

[6] No… no es error de traducción… aquí nos están hablando a nosotros los lectores :v

[7] Ni porque tuviera los ojos de Chitanda :v

[8] Sarcasmo

[9] Aquí cambié totalmente el texto a como estaba en Ingles… lo hice porque la frase que había originalmente, podía llevar a malentendidos, incluso con las palabras siguientes. No estoy diciendo que ustedes no pudieran interpretar… pero es mejor dejar las cosas claras y fáciles de entender para todo el mundo.

[10] ¿Todo el maldito año y no viste como se comportaba cuando Chitanda estaba involucrada? … No jodas Satoshi, hasta yo que soy el más frio dentro de mis amigos sabría cuando están actuando raro y porque actúan raro

[11] Es un proverbio.

[12] Vean L’ Tour, il Giro o La Vuelta… para que se referencian a lo que se refiere esta parte

[13] Son dos historias muy diferentes… pero esta frase solo podía traerme a la mente una historia T_T its laurasad T_T Shigatsu Wa Kimi No Uso (The April From Ur Lie; El Abril de Tu Mentira)

2 comentarios en “Prologo: Demasiado Largo Para Simplemente Correr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s